Salsa de tomate

Esta preparación de salsa de tomate debería convertirse en vuestro “bote de tomate frito” a partir de ahora. Se acabó eso de hacer unos espaguetis y añadirles un chorro de tomate de bote. A partir de ahora cogeréis las riendas de vuestra cocina y comenzaréis preparando este básico para acompañar todo lo que queráis. Yo, esta salsa, la uso para pastas, pizza, pollo, albóndigas con tomate, boloñesa, canelones, etc.
Lo mejor es que la podéis conservar en botes de cristal y tenerla siempre dispuesta para cualquier momento. Haced un día mucha cantidad y la guardáis o la congeláis.
En esta receta he optado por mostraros la forma menos laboriosa de preparar esta salsa, partiendo de tomate triturado, o mejor, botes de tomates enteros pelados. Aunque, por supuesto, podéis hacerla con tomates frescos, escaldándolos y pelándolos. Para ello os recomiendo los de tipo pera, dado su alto contenido en zumo. Es el que usan los italianos para su salsa de tomate.
Antes de la preparación, os dejo un truquito: los botes de tomate triturado suelen tener demasiada agua en proporción con la pulpa. Para corregirlo, lo colamos con un paño para extraerle gran parte de ese agua.

salsa de tomate

Ingredientes:
1 lata tomate triturado
2 dientes de ajo
1 cebolla pequeña
Orégano
Aceite de oliva virgen
1 cdta de azúcar
Sal y pimienta

salsa-tomate2

  1. Picamos lo más fino que podamos el ajo y la cebolla. Comenzamos a sofreír suavemente (fuego medio) en un cazo o caldero pequeño con el aceite. Removemos de vez en cuando.
  2. Mientras, si es necesario, colamos con un paño limpio el tomate triturado tal y como lo hago en la foto. No se trata de secarla, solo de dejarla un poco más espesa.
  3. Añadimos el orégano  al cazo y removemos. Seguidamente agregamos el tomate, el azúcar, la sal y la pimienta y cocemos unos 20 minutos a fuego muy suave suave. Ya tenemos lista la salsa!!

El azúcar se añade para contrarrestar un poco la acidez natural del tomate. A diferencia de otras elaboraciones de salsa de tomate, yo prefiero cocerla muy poco tiempo, dado que generalmente la emplearemos en recetas que le darán una segunda cocción. Si fueseis a elaborar un ketchup, la historia sería distinta, porque os diría que cocierais los tomates hora o hora y media a fuego muy suave.
Espero que os animéis a preparar esta sencilla salsa de tomate casera!!

Publicado por

Me llamo Leo. Soy arquitecto, diseñador y amante de la gastronomía. No puedo estar quieto, siempre estoy leyendo, investigando o hablando de cosas relacionadas con la cocina. Me encanta Asia y ver películas con algo que se pueda comer con las manos. No soporto un cafe mal servido y el pescado, cuanto más lejos del fuego mejor.

Categorías: Receta, Salsas | Etiquetas: , , , | | publicado por

Mantente al día!

Suscribete a nuestra news y recibe todas las semanas las novedades de MMYSC!

* campo requerido

14 comentarios en “Salsa de tomate”:

  1. Pingback: Pizza de Jamón y Albahaca. Prosciutto e Basilico | Mama ya sé cocinar

  2. cooker

    Lo siento pero no he seguido la receta al pie de la letra, teniendo tomates en la huerta ahora poner de lata…..La he hecho con tomates recolectados hace un rato en mi huerta y sale buenísima. Vaya si hay diferencia. En marzo la hice pero con tomates diferentes, los compré en http://www.saboratomate.es y aunque son buenos para la época, los de ahora tienen mas sabor.

    Responder
  3. Alvaro Cifrian

    Me encanta esta receta! Y no puedo evitar dejar otro truquito, que puede ser un poco más laborioso pero que queda muy original. Consiste en, en vez de añadir azúcar añadir calabaza hervida en una proporción de una de calabaza por cada 3 de tomate. Una vez este hervida se sofríen el tomate y la calabaza juntos y se pasan por un chino o con la minipimer (se podría hervir la calabaza al escalfar los tomates y simplemente sacarla cuando esté blandita),
    La calabaza le dará un toque dulce que servirá para corregir la acidez del tomate, además le dará un color muy chulo. Y por otro lado también me gusta mucho añadiendo albahaca en vez de orégano (tanto con uno como con otro está buenísimo, ya es cuestión de gustos)

    Responder
  4. Lauraa

    Hola!!! Dos preguntitas…se añade pimienta negra o blanca? Y como colamos el tomate con el paño? Jeje lo siento pero no lo entiendo

    Responder
    1. Leo Autor

      Hola Laura, la pimienta es negra. Aunque si prefieres blanca, como quieras!! Lo de colar con el paño es muy sencillo: colocas un paño estirado sobre un colador y echas el tomate triturado encima. Remueves un par de veces. Así sólo caerá el agua y toda la pulpa quedará en el paño.
      Un saludo. Cualquier duda no dudes en volver a preguntar 😉

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *