Hamburguesa de Buey con queso Arzúa-Ulloa y cebolla caramelizada

En esta receta de hamburguesa, hemos utilizado como pan, los versátiles molletes que ya visteis hace unos días, entre otros de los mejores ingredientes con los que podéis acompañar una buena pieza de carne.

La hamburguesa es un plato muy versátil y admite infinitas variaciones, aunque nosotros las preferimos sencillas y con acompañamientos suaves para conservar el sabor original de los ingredientes y que ninguno destaque excesivamente y poder apreciar el sabor de la carne.

Ingredientes para 2 hamburguesas
2 Molletes
4 Lonchas de Queso Arzúa-Ulloa
Cebolla caramelizada
400 gr carne de Buey picada
sal y pimienta

La elaboración es sencillísima. Salpimentar la carne picada y dividir en dos bolas de 200 gramos cada una, aplastarlas y dejarlas con forma de hamburguesa. A continuación dividiremos en dos cada uno de los molletes y tostaremos las caras internas del pan.

En una sartén con una cucharada de aceite sofreímos la cebolla en juliana hasta que este blanda. Entonces se agrega el vinagre, el vino blanco y el azúcar y se sube el fuego. Dejamos reducir hasta que todo el líquido se haya consumido. Deberían estar muy blanditas y con un sabor agridulce estupendo.

Para cocinar la carne, pondremos una plancha o sartén a fuego vivo y con unas gotas de aceite pondremos las hamburguesas unos minutos. El punto de la carne va a gusto de cada uno. Nosotros recomendamos dejarlas un poco crudas en el interior.

Ahora solo queda montar las hamburguesas. Untaremos un poco de cebolla caramelizada en una de las caras internas tostadas del mollete, a continuación pondremos encima la pieza de carne bien calentita para enseguida colocar encima dos lonchas de queso Arzúa-Ulloa y éste se funda.

Recomendaciones:
En nuestro caso hemos comprado un trozo de morcillo de buey y lo hemos picado en casa (en una de esas picadoras antiguas que se utilizan para matanza) pasando la carne una sola vez, para que así, no quede excesivamente picada y puedan apreciarse los trozos de carne al comerla. Si no tenéis picadora, decirle al carnicero que os la pique.
Lo ideal es que la hamburguesa la cocinéis en la parrilla, porque le da un toque ahumado natural inimitable, pero están casi igual de ricas en una sartén.
Podéis utilizar otro tipo de queso si no encontráis Arzúa-Ulloa, pero procurad que el que utilicéis sea fácil de fundir.
Podéis acompañar esta hamburguesa con papas asadas con hierbas y será una cena completísima.

Un Saludo y disfrútenlo.

Publicado por

Mantente al día!

Suscribete a nuestra news y recibe todas las semanas las novedades de MMYSC!

* campo requerido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *