Cómo hacer costillas al horno para que queden más jugosas

Truco para que no se sequen las costillas en el horno

No sé si sabíais que me encantan las costillas al horno de todas las formas, con todas las salsas y con todas las variantes que se le pueden hacer. Es un producto fantástico para cualquier comida. Da muy poco trabajo, es barato y encima muy versátil a la hora de inventar recetas.

Ya os hemos compartido tres recetas estupendas de costillas al horno. Si no las habéis hecho, os recomiendo que no esperéis más y os pongáis manos a la obra

Desde hace tiempo quería hacer una pequeña guía general para preparar costillas al horno y que la pudieseis aplicar en cualquiera de vuestras recetas.

costillas al horno adobadas

El principio básico para hacer costillas al horno bien jugosas, es evitar que pierda agua durante el tiempo de horneado. Para ello lo que hacemos es por un lado aportar más jugos al horneado, y por otro evitar que salgan.

Además es muy importante los tiempos de horneado. Las hacemos lentamente y con temperatura medio-alta. Aquí os muestro los cuatro pasos básicos para hacer cualquier receta de costillas la horno para que queden más jugosas.

1er paso para hacer cosillas al horno: Marinar las costillas

Lo primero que se debe hacer es dejar las costillas se impregnen del sabor de la salsa. Para ello cogemos nuestra salsa favorita (nos aseguramos que esté rica) y embadurnamos todas las costillas.Es un paso previo que se hace, preferiblemente el día anterior. Si no os da tiempo, intentad al menos marinar durante 30 minutos o 1 hora. Las tapáis y las dejáis reposar en el frigorífico.

 costillas al horno mas jugosas

2º paso para hacer las costillas al horno: Tapado y horneado de las costillas

Cómo hacer las costillas al horno más jugosas

El siguiente paso es asegurarnos que no perdamos ningún jugo. Para ello tenemos que generar un ambiente húmedo dónde se cocinen las costillas en el horno. El truco es añadir un poco de vino blanco en el fondo de la fuente del horno y sellarla bien con papel de aluminio. Así, mientras se van horneando, los líquidos se evaporan pero se queda dentro de la fuente y las costillas se harán con vapor. Además, gracias al papel no se nos queman nada.

3er paso: Crear la salsa

Una vez pasado el tiempo de cocción de las costillas en el horno, tienes que preprar la salsa de modo que te quede muy sabrosa y pegajosa sobre la carne. Para ello volcamos todos los jugos de la fuente del horno y en un cazo. Ponemos a ebullición. Es lo momento tuyo para crear. Puedes añadirle miel, ketchup, barbacoa, romero, tomillo, canela, vino tinto y un largo etc.

Hiérvelo a fuego alto hasta que veas que va espesando y se forma una melaza viscosa y muy saborsa.

4º paso: Dorar las costillas

El último truco es terminar las costillas con un buen dorado. Cuando vayas a comer, pinta las costillas con la salsa e introducelas en el horno destapadas. Hay que subir un poco el fuego, como a 200º y vigilarlo bien para que no se quemen.

Ya veréis que con este truco el resultado serán unas costillas al horno mucho más jugosas y mas ricas!! Os dejo la receta resumida.

Receta de Cómo hacer costillas al horno para que queden más jugosas

Truco para que no se sequen las costillas en el horno

Ingredientes

  • 800gr de costillas de cerdo limpias
  • 100gr de la salsa que prefiramos
  • un vaso de vino blanco
Tiempo: 2 horas
Rendimiento: Para 4 personas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, promedio: 4,25 de 5)
Cargando…
  1. En primer elegimos la salsa, la preparamos y la probamos para que ver que el resultado es bueno.
  2. Entonces embadurnamos bien todo el costillar con la salsa y lo introducimos, tapado, en el frigorífico mínimo unos 30 minutos. Podéis incluso dejarlas de un día para otro.
  3. Precalentamos el horno a 170º.
  4. Colocamos el costillar con toda la salsa en una bandeja y un vaso de vino blanco, de vino tinto, de agua o de caldo. Lo importante es que haya un jugo que se vaya evaporando durante la cocción y evite que la carne pierda lo suyos.
  5. Tapamos la bandeja lo mejor que podamos con papel de aluminio intentado que quede lo más hermética posible.
  6. Introducimos las costillas al horno mínimo 1 hora y media.
  7. Retiramos las costillas del horno y reducimos sus jugos en un cazo. Condimentamos la salsa como más nos guste. Debe quedar una textura como de melaza.
  8. Destapamos con las costillas subimos el fuego del horno a 200º , pintamos las costillas con la salsa reducida y las doramos unos 15 minutos.

Publicado por

Me llamo Leo. Soy arquitecto, diseñador y amante de la gastronomía. No puedo estar quieto, siempre estoy leyendo, investigando o hablando de cosas relacionadas con la cocina. Me encanta Asia y ver películas con algo que se pueda comer con las manos. No soporto un cafe mal servido y el pescado, cuanto más lejos del fuego mejor.

Categorías: Carne, Receta, Trucos | Etiquetas: , , | | publicado por