Papas arrugadas

Las auténticas papas canarias

Estimados amigos cocineros o cocinillas! Sé que os tengo un poco abandonados últimamente, pero no os preocupéis, porque es por un bien mayor. ¿Queréis saber cuál es? En las cocinas de MMYSC se está gestando el nuevo diseño de la web y espero que lo tenga terminado para finales de este mes. Ya veréis que cambio, espero que os guste!

Como sabéis, soy canario, de Tenerife, y quien mejor que yo para explicaros esta receta: papas arrugadas. El otro día vino a casa mi primo con unas papas canarias fantásticas que había traído de nuestra tierra, y como no, las preparamos como debe ser: arrugadas.
Por ello hoy os quiero enseñar cómo preparar las auténticas papas arrugadas! Aunque en la Península se las llamen papas “arrugas” es un error, porque en Canarias no dejamos de pronunciar la última sílaba. Por lo tanto y a partir de ahora llamadlas siempre papas arrugadas!!

La variedad de la papa es muy importante, debe ser canaria, que a su vez es proveniente de América. Por eso las llamamos papas antiguas. Las más utilizadas para “arrugar” son la “papa negra“, la “papa bonita” o la “papa azucena“. Si no tenéis posibilidad de comprar este tipo de papas, podéis optar por comprar papas nuevas lo más pequeña posible, que aunque no sea lo mismo, puede dar resultado aceptables. Aunque las hay de muchos tamaños generalmente las papas arrugadas no son mucho más grandes que una pelota de golf, habiendo incluso algunas mini, casi del tamaño de una canica, que me encantan!! Se comen como pipas!

papas-arrugadas

Cómo hacer papas arrugadas

Ingredientes:
Papas canarias (negras, bonitas, azucenas…)
Agua
Sal gorda
  1. En primer lugar lavamos bien las papas restregando bien la piel para eliminar la tierra que pueda venir pegada.
  2. Ponemos las papas lavadas en un caldero y llenamos de agua sin cubrir del todo. Agregamos mucha sal a puñados, por ejemplo para 1 kilo de papas, 3 o 4 puñados.
  3. Hervimos unos 25 o 30 minutos (depende del tamaño de las papas) o hasta que las pinchemos con una puntilla afilada y prácticamente salga sin esfuerzo.
  4. Cuando las papas estén en su punto retiramos el agua restante y volvemos a colocar unos segundos el caldero sobre el fuego. De este modo las papas, con el calor restante del fuego secarán. Agitamos continuamente, eliminando la humedad de las papas y nos quedarán con una costra seca de sal y bien esponjosas por dentro.

Estas papas arrugadas hay que acompañarlas de unos buenos mojos canarios…aquí tenéis la del mojo verde!! Os quiero!!

Publicado por

Me llamo Leo. Soy arquitecto, diseñador y amante de la gastronomía. No puedo estar quieto, siempre estoy leyendo, investigando o hablando de cosas relacionadas con la cocina. Me encanta Asia y ver películas con algo que se pueda comer con las manos. No soporto un cafe mal servido y el pescado, cuanto más lejos del fuego mejor.

Mantente al día!

Suscribete a nuestra news y recibe todas las semanas las novedades de MMYSC!

* campo requerido

Un comentario en “Papas arrugadas”:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *