Pollo al curry verde thai

Esta receta de pollo al curry verde tailandés es probablemente mis formas preferidas de preparar el pollo! Hace un tiempo pude viajar a Tailandia y pude aprender mucho sobre su gastronomía y sus platos. Aquí te cuento un poco más sobre ello: claves para conocer la cocina tailandesa.
El mundo de los currys thai es muy apasionante, porque a diferencia de los indios o marroquíes presentan sabores cítricos, dulces, picantes y salados a la vez. Llamado “Gaeng” en su lengua original, es uno de los platos principales de la cocina de este país.
Los curry en Tailandia se diferencian básicamente según el color que tengan: rojo, amarillo y verde. También existe el massman (cacahuete y tamarindo) o el panang, pero que son menos conocidos, pero también muuuy ricos. Todos ellos consisten de una pasta que se sofríe con la carne y las verduras y luego se “moja” con leche de coco y se deja cocinar por unos minutos. Se trata de hierbas frescas y muy pocas especias, mientras que los demás tipos de currys siempre son con especias secas y tostadas, resultando muchas veces más pesado.

Por supuesto, lo mejor es hacer las pastas en tu casa, con ingredientes frescos, ya que la intensidad de sabores será mucho mayor. Además podréis controlar el picante o darle el toque que más os guste. El problema es que encontrar todos los ingredientes aquí en España suele ser difícil. Lo más difícil de encontrar es el lemongrass, el galangal y las hojas de lima kaffir. Yo esto lo he encontrado congelado en los supermercados chinos, pero fresco aún no he conseguido. Ya os diré dónde acudir cuando dé con ello.
De todas formas, las pastas que se venden en las tiendas de comida asiática son muy buenas y para empezar son perfectas. Para hacer por primera vez un pollo al curry verde te recomiendo empezar con ellas, dado que no están nada mal y de hecho prácticamente todos los restaurantes tailandeses son las que usan.
El acompañamiento perfecto para este plato es un arroz Jasmin Crystal. Se trata de una variedad tailandesa muy aromática que ya casi se encuentra en cualquier supermercado bajo el nombre de “arroz thai”.

 

Cómo hacer pollo al curry verde

Ingredientes para 4 personas:
400 gr de pechuga de pollo troceada
2 cdas de pasta de curry verde (si es comprada, un poco menos, ya que es más picante)
1 pimiento verde en juliana
1 cebolla roja en cuadrados grandes
1 diente de ajo fileteado
1 cucharada de salsa de pescado
1 cucharadita de azúcar de palma o moreno
4 hojas de lima kaffir
1 lámina de jengibre, o mejor galangal
Hojas de albahaca
1 lata de leche de coco (400ml)
200ml de agua

pollo al curry verde paso a paso

  1. En primer lugar se sofríe la pasta de curry verde con el ajo en una sartén honda o en un wok con aceite de oliva suave.
  2. Pasados unos minutos se agrega un poco de la leche de coco y se mezcla todo bien.
  3. Dejamos reducir hasta que espese y se separe la grasa.
  4. Agregamos el pollo y mezclamos bien.
  5. Seguidamente agregamos la mitad de la leche de coco y el agua.
  6. Incorporamos la salsa de pescado, el azúcar y dejamos cocer unos 15 minutos.
  7. Pasado el tiempo incorporamos el pimientos y la cebolla y seguimos cociendo a fuego medio unos 5 minutos más. En un buen pollo al curry verde es muy importante que las verduras queden un poco crujientes! Por ello no las cocemos demasiado.
  8. Terminamos agregando el resto de la leche de coco, la albahaca y retiramos del fuego.

Espero que os hagáis unos verdaderos amantes de esta cocina y de los currys thai! Ánimo amigos!

Publicado por

Me llamo Leo. Soy arquitecto, diseñador y amante de la gastronomía. No puedo estar quieto, siempre estoy leyendo, investigando o hablando de cosas relacionadas con la cocina. Me encanta Asia y ver películas con algo que se pueda comer con las manos. No soporto un cafe mal servido y el pescado, cuanto más lejos del fuego mejor.

Mantente al día!

Suscribete a nuestra news y recibe todas las semanas las novedades de MMYSC!

* campo requerido

8 comentarios en “Pollo al curry verde thai”:

  1. Pingback: Galangal | Qué es y cómo se puede usar | Mamá ya sé cocinar

  2. Pingback: Claves para conocer la cocina tailandesa | Mama ya sé cocinar

  3. mauricio blechman

    Riquísimo y tanto el engibre en láminas como las hojas de lima kaffir se venden en las tiendas de coreanos aquí en Las Palmas, Gracias

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *