Lemon Pie o tarta de limón con merengue

Hace unas semanas os explicaba cómo preparar la masa quebrada para utilizarla como base en vuestras tartas y pasteles. Como era de esperar, un buen lemon pie o tarta de limón tiene que ir cimentado sobre una masa sobresaliente, por lo que os recomiendo que leais la receta con calma y le dediqueis cariño para prepararla.

El lemon pie es un dulce muy difundido en América. Es fresca y su combinación de ácido, dulce y frío la hace ideal para acabar muchas comidas. Básicamente consiste de tres preparaciones diferentes que se elaboran por separado y que cuando las juntas crean esa magia: masa quebrada, lemon curd y merengue.

Es la receta perfecta para andentrarte en el mundo de la pastelería y gracias al merengue podrás empezar a practicar formas y dibujos que harán que el postre además de rico quede mucho más apetecible a los ojos.lemon-pie-tarta-de-limon-merengue2

Ingredientes para un molde de 24cm
Para la masa quebrada
150gr de harina blanca
75gr de mantequilla
10ml de leche fría
1 yema de huevo
50gr de azúcar
una pizca de sal
Para la crema de limón
2 claras y 6 yemas
375 g de azúcar
40 g de almidón de maíz (Maizena)
40 g de mantequilla
250 ml de zumo de limón
50 ml de agua
Ralladura de un limón
Una pizca de sal
Para el merengue
4 claras de huevo (120gr aprox.)
120gr de azúcar blanca
60 gr de agua
Unas gotas de zumo de limón

Molde desmontable – Nordicware

7,11€ en Amazon
Comprar

Para la masa

  1. Comenzamos elaborando la masa quebrada tal y como os lo explico en esta entrada.
  2. La disponemos en nuestro molde circular y sobre ella un papel de horno con garbanzos secos.
  3. La horneamos unos 15 ó 20 minutos o hasta que bien dorada.
  4. La sacamos del horno, retiramos los garbanzos y horneamos 5 minutos más.

Lemon Pie o Tarta de limón y merengue

Para la crema de limón

  1. En un bol mezclamos las yemas, las claras y el azúcar con unas varillas hasta que blanqueen. Incorporamos la sal y el almidón de maíz.
  2. En un cazo agregamos la mantequilla, el zumo de limón, el agua y ralladura y mezclamos. Agregamos también la mezcla de los huevos.
  3. Lo ponemos a fuego bajo y removemos sin parar con unas varillas. Pronto empezará a espesar.
  4. Cuando haya espesado la retiramos del fuego y la vertemos sobre la base de masa quebrada.
  5. Introducimos la tarta en la nevera cubierta de film y mientras preparamos el merengue.

Para el merengue italiano

  1. Comenzamos haciendo el almíbar. Para ello, mezclamos en un cazo el agua y el azúcar y llevamos la mezcla a ebullición.
  2. Mientras se calienta el almíbar ponéis las claras a montar con unas gotas de zumo limón.
  3. Os recomiendo usar un termómetro. Cuando el azúcar llegue a 120º lo retiráis del fuego. Si no tenéis termómetro, el punto es cuando el almíbar hirviendo haga una bola gorda. Vais incorporándolo a las claras mientras se baten. Debéis hacerlo poco a poco en un hilo fino.
  4. Seguís batiendo hasta que el merengue este templado, brillante y bien firme.
  5. Si tenéis una manga pastelera, podéis rellenarla con el merengue y hacer un dibujo bonito con el sobre la tarta. Si no lo tenéis no pasa nada, lo importante es que esté buena!!
  6. Para darle toque final, podéis usar un soplete y caramelizar el merengue o introducir la tarta en el horno 10 minutos hasta que adquiera un color bonito.

Publicado por

Me llamo Leo. Soy arquitecto, diseñador y amante de la gastronomía. No puedo estar quieto, siempre estoy leyendo, investigando o hablando de cosas relacionadas con la cocina. Me encanta Asia y ver películas con algo que se pueda comer con las manos. No soporto un cafe mal servido y el pescado, cuanto más lejos del fuego mejor.