Farfalle al pesto con tomates cherry

En mi opinión el pesto es la salsa más sencilla de preparar y la que da resultados más sorprendentes. Como lleva pocos ingredientes, lo más importante es comprarlos lo más buenos y frescos posible! Ya veréis que el pesto de bote no tiene absolutamente nada que ver al de verdad. Además es una salsa que se puede guardar muy facilmente mucho tiempo, ya que su 80% es aceite de oliva, que es un medio de conservación en sí mismo.
Una receta muy buena ahora que empieza el calor que acompañará perfectamente al solecito de medio día!

Ingredientes para 4 personas:
500gr de pasta farfalle (o la que mas guste)
1 manojo de albahaca fresca
1/2 vaso de aceite de oliva virgen extra
1 cda de piñones
1/2 diente de ajo
1 buen puñado de queso parmesano rallado (o grana padano en su defecto)

La pasta se cuece como siempre, como está explicado en «saber cocer la pasta»
Mientras tostamos los piñones en una sartén sin aceite sin que se quemen y dando vueltas continuamente para que se tuesten uniformemente. Se tarda dos minutos aproximadamente. Entonces en una picadora o si os apetece en un mortero manual añadís el medio diente de ajo pelado, la albahaca bien lavada, el aceite y los piñones ya tostados y picáis hasta obtener una mezcla homogénea. Entonces agregáis el queso parmesano rallado y volvéis a mezclar bien. La salsa debe quedar con una textura bastante suelta, por lo que a lo mejor haya que añadir algo más de aceite. Probáis de sal al final y corregís.
Para servir picáis unos tomates cherry por la mitad, los añadís a la pasta y salseáis con el pesto. Esto sí es verdad que no tiene desperdicio!

Publicado por

Me llamo Leo. Soy arquitecto, diseñador y amante de la gastronomía. No puedo estar quieto, siempre estoy leyendo, investigando o hablando de cosas relacionadas con la cocina. Me encanta Asia y ver películas con algo que se pueda comer con las manos. No soporto un cafe mal servido y el pescado, cuanto más lejos del fuego mejor.