Dorada a la sal

Cocinar a la sal es un método bastante antiguo donde la pieza de carne o de pescado se cubre de sal y se mete al horno. Es una manera de cocinar bastante saludable y muy recomendable si estamos siguiendo alguna dieta ya que no es necesario añadir grasas o aceites adicionales para su preparación. La sal crea una costra hermética haciendo que los alimentos se cocinen en su propio jugo haciendo que los platos salgan muy sabrosos. Los alimentos se cocinan justos de sal pero tenéis que tener cuidado a la hora de la preparación para que no se queden muy salados. De todas formas, esta dorada a la sal es muy sana y sobre todo rica!

Ingredientes para 2 doradas a la sal (2 personas):
2 doradas
1,5 kg de sal para hornear (húmeda)
1/2 tomate
1/2 cebolla
1 huevo
1 ralladura de limón
1 cdta de semillas de hinojo (opcional)
unas ramitas de cilantro

Al comprar las doradas debemos decir al pescadero que SOLO le quite las tripas. Esto es muy importante porque si están abiertas, la sal se puede meter dentro y quedar muy salado. Cortamos la cebolla y el tomate en rodajas y lo metemos por el hueco del pescado.

La sal, la podemos encontrar en cualquier supermercado y se diferencia porque está húmeda. En el caso de que no la encontremos, podemos usar sal gorda y añadirle poco a poco agua hasta que quede húmeda pero no encharcada. En el caso que encontremos la sal, no hace falta añadirle agua. En un bol echamos la sal y añadimos el huevo, la ralladura de limón y la cucharadita de semillas de hinojo. Removemos bien para que se mezcle todo. Cogemos una bandeja de horno donde entren las doradas y no sobre mucho espacio para no malgastar tanta sal.
Hacemos una capa de sal no muy gruesa en toda la bandeja. Ponemos las doradas y cubrimos de sal procurando taparlas bien sin dejar ningún hueco. Lo metemos en el horno previamente calentado a 220º durante 30 minuntos. Se habrá creado una costra de sal muy dura que deberemos romper con cuidado para sacar el pescado de una pieza. Con un cuchillo id introduciéndolo por el perímetro del pescado para poder sacarlo y después quitar la costra de arriba y con ella la piel de la dorada. Para decorar podemos picar un poco de cilantro fresco y echarlo una vez quitada la piel. Es mucho más fácil de lo que parece y además esta dorada a la sal os sabrá a gloria!!

Publicado por

Estudiante de arquitectura, baezano y cocinillas

Mantente al día!

Suscribete a nuestra news y recibe todas las semanas las novedades de MMYSC!

* campo requerido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *