Sopa fría de tomate y hierbabuena

Los platos de cuchara y en especial las sopas son unas de mis comida preferidas pero ahora las que apetecen son frías y con alimentos recién salidos de la huerta. La hierbabuena liga muy bien con el tomate y hace que la sopa sea aun más fresca.

Doy las gracias a Isi y a Javi, dos hermanos y grandes amigos nuestros que nos acompañaron en la primera Jornada Gastrofriki y que prepararon esta sopa fría de tomate y hierbabuena para abrir el apetito.

Ingredientes para 4 personas:
500 gr de tomates pera
un manojito de hierbabuena
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Lo primero que debemos hacer es quitar los tallos grandes del manojo de hierbabuena y debemos limpiar las hojas. En un pequeño recipiente con hielo y agua, metemos la hierbabuena para que se mantenga fresca y no pierda cualidades aromáticas y alimenticias. A continuación, debemos pelar los tomates. En un caldero grande, trituramos los tomates y lo dejamos lo más fino que podamos, también lo podéis pasar por el chino para triturarlo bien y que las semillas no pasen.

En el vaso de la batidora, metemos la hierbabuena con un poquito de agua y trituramos dejándolo muy fino y lo mezclamos con el tomate. Ahora, como si fuese un gazpacho o un salmorejo, vamos batiendo y echando un chorrito de AOVE sin parar para que monte un poco y espese. Echamos sal al gusto y a disfrutar!! Os aconsejo tomarlo bien fresquito!!

 

Publicado por

Estudiante de arquitectura, baezano y cocinillas

Mantente al día!

Suscribete a nuestra news y recibe todas las semanas las novedades de MMYSC!

* campo requerido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *