Rottolo de remolacha rellena de mozzarella de buffala, espinacas y calabaza

He de decir que esta receta es un poco complicada pero con mis instrucciones y la confianza que deposito en vosotros os saldrá de lujo. Dejaréis con la boca abierta a cualquiera que lo pruebe. El rottolo se trata de una pasta fresca que la hemos mezclado con remolacha para darle ese color y que además la hemos rellenado, en este caso de mozzarella de buffala, espinacas y calabaza.

Ingredientes para 4 personas (3 o 4 rottolos)

Para el rottolo
500 gr de harina
3 huevos
1/2 bote de remolacha en conserva
1 cdta de sal
1 cdta de AOVE

Para el relleno
2 bola de mozzarela de buffala
500 gr de espinacas
200 gr de calabaza
sal

Lo primero que debemos hacer es la pasta ya que tiene que reposar una media hora una vez hecha. Hacemos un volcán con la harina en una mesa o también lo podemos hacer en un bol grande. Añadimos los huevos, la sal, el aceite y la remolacha triturada y muy fina. Removemos hasta que se ligue todo y empezamos a amasar en la encimera que es más cómodo. Puede ser que necesitemos más harina para poder amasar. Envolvemos la pasta en film y la guardamos en el frigo. Si sobra mucho la podemos congelar.

Mientras podemos hacer el relleno. Lavamos las hojas de espinacas con agua fría y la hervimos durante 5 minuntos. La escurrimos bien para quitarle el agua y la reservamos. Pelamos la calabaza y la troceamos. La cocemos con un poco de sal durante 10 minutos, hasta que esté blanda y escurrimos para quitar el exceso de agua.

Para hacer el rottolo primero debemos sacar la pasta del frigo y amasarla bien con la ayuda de una máquina de laminar o en su defecto con un rodillo de amasar y la dejamos con un grosor de unos 3 milímetros más o menos. Le damos forma rectangular cortando los bordes con un cuchillo. Ponemos en una mesa una gasa y encima la lámina rectangular de pasta. Cogemos la calabaza y la extendemos sobre el lado mayor de la lámina, pegado al borde. Las espinacas las colocamos pegadas a la calabaza y con la mozzarella hacemos lo mismo. Enrollamos la pasta y la sellamos bien sin dejar ningún hueco. Un truco para sellar los bordes es mojarse la punta de los dedos en agua y extenderlo, sirve como un pegamento. Enrollamos la gasa alrededor del rottolo y lo atamos bien. Ponemos a hervir un caldero con agua y un poco de sal y añadimos el rottolo enrollado y cocemos durante 7 minutos. Lo sacamos y quitamos la gasa. Yo lo acompañé de unas hojas de albahaca fritas y de una salsa de calabaza pero lo podéis acompañar de lo que queráis. Al fin y al cabo es una pasta. Buen provecho!!

Publicado por

Estudiante de arquitectura, baezano y cocinillas

Mantente al día!

Suscribete a nuestra news y recibe todas las semanas las novedades de MMYSC!

* campo requerido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *