Risotto bianco con azafrán

Me encanta el arroz y un risotto es la mejor forma de inventar con él. La base del risotto es un buen caldo (ya que es el sabor que va a absorver), de modo que lo mejor es siempre que lo hagáis vosotros mismos. Ya os enseñaremos en MMYSC a preparar buenos caldos, no os preocupéis! También es muy importante remover en todo momento e ir añadiendo el caldo poco a poco.
Este plato viene de la palabra “riso”, arroz en italiano, y se le asigna su origen al norte de este país. El risotto bianco es el más básico de todos y desde el cual, añadiendo o cambiando ingredientes, haréis una infinidad de variantes diferentes.
El tipo de arroz también es importante. Si queréis ser gourmets os recomiendo un arroz tipo bomba, que son españoles y de una calidad increíble. De todas formas si queréis hacerlo con arroz común, el grano siempre debe ser redondo, ya que tienen más contenido en almidón y son capaces de chupar más líquido.
En esta receta yo he añadido el azafrán que aromatiza mucho y da un color exquisito, pero no es parte de la receta básica.
Funciona muy bien tanto de plato único como de acompañamiento.

Ingredientes para 4 personas:
600gr de arroz redondo
1l de caldo (de pollo, carne, pescado o verduras según ingredientes)
2 cebollas
1 puerro
1 vaso de vino blanco
1 cda de mantequilla
azafrán
queso parmesano rallado
sal y pimienta

En primer lugar se pican las cebollas y el puerro y se sofríen con la mantequilla y un poco de sal en una cacerola donde haremos el arroz. Mientras ponemos el caldo en otro caldero y lo mantenemos caliente, así no corta la cocción del arroz (si no tenéis caldo casero, acudís a briks o pastillas). Cuando las verduras esten doraditas se agrega el arroz y se remueve un minuto, entonces echamos el vino y volvemos a remover hasta que se evapore bien el alcohol (3 minutos). Después de esto agregamos el primer cucharón de caldo y removemos hasta que el arroz lo haya absorbido todo. Repetís este proceso hasta que el arroz este en su punto: blando pero al dente. A la mitad se añade el azafrán. En el último cucharón agregáis el queso rallado, corregís de sal y echáis pimienta. Servís enseguida añadiendo como yo una juliana de puerros salteada por encima.

Animaos que ya veréis que fácil es salirse un poco del arroz blanco.

Publicado por

Me llamo Leo. Soy arquitecto, diseñador y amante de la gastronomía. No puedo estar quieto, siempre estoy leyendo, investigando o hablando de cosas relacionadas con la cocina. Me encanta Asia y ver películas con algo que se pueda comer con las manos. No soporto un cafe mal servido y el pescado, cuanto más lejos del fuego mejor.

Mantente al día!

Suscribete a nuestra news y recibe todas las semanas las novedades de MMYSC!

* campo requerido

2 comentarios en “Risotto bianco con azafrán”:

  1. Anonymous

    que buena pinta tiene!!… este plato me da a mi que va a ser la alternativa a la pasta que como todos los días jajajaja!! luego les digo cuando lo haga!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *